Datos personales

Mi foto
Valera, Trujillo, Venezuela
Bienvenidos. Mi interés es compartir lo que hago a través de este medio; ya sean comentarios cinematográficos, artículos de opinión, crónicas y afines. Agradecería sus opiniones y sugerencias. Gracias

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Enredados con las redes

Nuestros ojos (y cerebro) cada vez consumen más información. Las redes sociales se instalan en nuestra persona de tal modo que se transforman en algo elemental, indispensable. Casi todas las vidas humanas, hablando de casi todo el mundo, están destinadas a comunicarse por esta vía.

Ya sea desde una computadora o algún teléfono móvil, las noticias llegan con mayor prontitud. Con hacer un click estamos enterados de lo que pasa en nuestra ciudad, capital o el otro lado del mundo. Twitter y los espacios de noticias nos brindan esta oportunidad. Facebook resulta ser un espacio personal, aunque totalmente público. Los correos electrónicos son indispensables. Y ni hablar del MSN. En pocas palabras, es la sed de comunicación e información mediática a la que desde hace un tiempo hemos estado sujetos. Nuestro interés por la velocidad y las redes sociales han permitido la creación de todas estas páginas web que abren paso a las cibersociedades; que no son otra cosa que la acción de comunicarnos de manera digital, obviando cualquier contacto físico. Las redes sociales son nuestras herramientas de contacto.

Se habla de perder la posibilidad de contacto personal, de perder la vida offline, de llegar a un punto en el que los seres humanos estaremos conectados virtualmente y nuestras herramientas digitales. La preocupación la plantea el Psicólogo Roberto Balaguer en su trabajo La adicción a internet, quien sustenta la opinión del filosofo Jean Baudrillard.

“La consecuencia, inevitable si entendida desde la perspectiva de Baudrillard, es que en la modernidad no nos relacionamos con lo real, sino con la pretensión que la ha suplantado en todos lados” (sic)

Su trabajo recurre a la adicción a internet y las consecuencias que trae a la dependencia de la misma. Incluye las redes sociales y cibersociedades como una vía que modifica las relaciones interpersonales.

El reportaje de Cinthya Rodríguez para el diario El Nacional (29/08/10) recurre a distintas fuentes para plantear este acontecimiento. El periodista Fernando Núñez Noda director de Infociudadano.com asegura, con respecto a la preocupación existente en cuanto a los encuentros reales, que el tiempo reubicará los intereses de las personas sin que dejen de encontrarse. “Para nosotros las redes sociales son una novedad pero llegará un momento en que serán normales…” “Creo que el impulso virtual impone al final y eso hace que sea necesario ese encuentro. Estoy seguro de que siempre van a haber fiestas”

Por otra parte, las noticias, para quienes nos interesa el periodismo, se ven afectadas por las redes sociales en puntos particulares. A pesar de haberse creído que el filósofo de la comunicación Jurgën Habermas estaba formando parte del famoso Twitter, la verdad permitió rectificar su opinión sobre el uso del internet. En la siguiente cita, aclara las desventajadas que experimenta el ciberespacio por el poco tratamiento de las noticias y la innecesaria información trivializada por los mismos medios apoderados de los espacios en la red.

“El uso de Internet, ha ampliado y fragmentado, al mismo tiempo, los contextos de la comunicación. A eso se debe que Internet pueda tener un efecto subversivo en la vida intelectual dentro de regímenes autoritarios. Pero a la vez la vinculación cada vez menos formal, la reticulación horizontal de los canales de comunicación, debilita los logros de los medios tradicionales. Esto enfoca la atención de un público anónimo y disperso en asuntos y en información específicos, permitiéndole a los ciudadanos concentrarse en los mismos temas críticamente filtrados y en las piezas periodísticas en cualquier momento. El precio que pagamos por el crecimiento del igualitarismo ofrecido por Internet es el acceso descentralizado a historias no editadas. En este medio, las contribuciones de los intelectuales pierden su capacidad para enfocar un discurso”

Habermas; Internet como expresión y extensión del espacio publico

A fin de cuenta, lo que parece ser un problema no es otra cosa que la transformación diaria de la comunicación. La cibersociedad es una forma de relacionarse el presente y el futuro, pero la presencia física es una necesidad que el ser humano mantendrá.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada