Datos personales

Mi foto
Valera, Trujillo, Venezuela
Bienvenidos. Mi interés es compartir lo que hago a través de este medio; ya sean comentarios cinematográficos, artículos de opinión, crónicas y afines. Agradecería sus opiniones y sugerencias. Gracias

viernes, 11 de marzo de 2011

Buried: Enterrado vivo

Sinopsis:Paul Conroy se encuentra en un baúl enterrado bajo tierra en alguna parte del planeta. Con solo un yesquero como medio de luz deberá buscar la forma de salir de ese lugar.

Dentro de la innumerable gama de películas de suspenso, creo que ha sido Buried la que me ha involucrado hasta su saciedad. Un inteligente y curioso film del español Rodrigo Cortés, estrenado el año pasado; pese a ello quisiera hablar de esta interesantísima a claustrofóbica cinta.

La actuación de Ryan Reynolds, que debo confesar siempre me ha parecido patética, vacía y banal, (ejemplos: Blade 3 y el decepcionante tráiler de Linterna Verde) en esta ocasión se torna bastante distinta. Creo que es errónea la selección de sus proyectos, pero en Buried atina perfectamente y demostrando todo lo contrario, ya que su trabajo resulta ser bastante bueno y consecuente con la situación que vive Paul Conroy durante sus horas dentro del baúl. El resto del elenco realiza concretamente su trabajo aportándole verosimilitud a la trama. Ya verán cómo son sus participaciones.

SPOILER: Es absorbente el modo en que Cortés elabora su estructura narrativa, enriquecida por frecuentes personajes que no logran verse en la película; y es precisamente eso lo más interesante, todo ocurre única y exclusivamente en la caja en donde Conroy se encuentra. El punto de vista permanece en el claustrofóbico sitio.

Se ha relacionado con 127 horas, la última cinta de Danny Boyle, de la que hace poco hice un comentario. La verdad es que son enfoques distintos: Boyle trasciende un hecho real marcado por la sed de vivir a consecuencia de una soledad involuntariamente provocada. En Buried, el contexto que desemboca en la atormentada situación es muy diferente, más relacionado a los factores bélicos y sociales.

Por su puesto que es irritante la puesta en escena del director al arriesgarse realizar un concepto tan minimalista (en cuanto a espacio, evidentemente) pero con la intensión, obligatoria, de trabajar en conjunto con la imaginación (elemento fundamental para ver esta película). Cortés se vale de esta cualidad mental para estimular a sus espectadores por medio del riguroso trabajo de sonido a cargo de Manuel Carrión y su equipo, que permite reconstruir los trozos de la historia de Conroy al exhibirlos en “pequeños detalles” y revelar el estado actual de su vida.

Queda de más expresar que la ambigüedad manejada en un sentido tan ambicioso pero en un lugar significativamente reducido, expone al descubierto la magistral inteligencia de Chris Sparling como escritor. En fin, una trama que considero importante de ver; además, dejará atónito a cualquiera que desea una buena dosis de tensión y suspenso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada