Datos personales

Mi foto
Valera, Trujillo, Venezuela
Bienvenidos. Mi interés es compartir lo que hago a través de este medio; ya sean comentarios cinematográficos, artículos de opinión, crónicas y afines. Agradecería sus opiniones y sugerencias. Gracias

miércoles, 14 de julio de 2010

The Quick and the Dead: Honor, amor y venganza

He visto pocos western, y sé que su origen en Norteamérica generó una revelación en cuanto a las cintas de aventuras. La lista es muy extensa, pero todavía tengo en la mira a El bueno, el malo y el feo (1966) de Sergio Leone. Es un clásico de este género.

Sin embargo, un western en particular siempre ha sido de mi asombro, desde niño, hasta donde recuerdo. Entonces quisiera darle el espacio que creo que se merece en mi pequeño blog. Hablo de Rápida y mortal (1995), una película de Sam Raimi. Protagonizado por Gene Hackman, Sharon Stone, Russel Crowe y Leonardo DiCaprio. Un film que logré ver hace unos días. Curiosamente a las 4:00 am, cuando ya me iba a acostar. A pesar de ello, amanecí viendo la película y patenticé de nuevo mi gusto por su historia.

Una vaquera llega a un pequeño pueblo donde se inicia una competencia de duelos. Aunque su intensión se alimenta de venganza. A medida de que el evento va avanzando la tensión crece entre los participantes. Cada uno con una historia que traza diferentes horizontes, pero que se acumulan en este pequeño poblado dominado indignamente por Herod (Gene Hackman); aparentemente el Marshall que garantiza su “seguridad”.

Es notable la intención de entretenimiento. Pero no cualquier entretenimiento. Este se construye con dinámicos diálogos que son bien manejados por los actores. Sub-tramas que escudriñan en la imaginación del espectador. Aportes discretos de humor y sarcasmos.

Para ser franco, son los personajes quienes hacen la trama interesante, a pesar de los protagonistas y antagonistas principales, hay personajes secundarios como Hanlon, Cantrell y Scars que no son fuertemente explotados, cumplen con su objetivo de llamar y enriquecer la cinta. Incluso el cantinero y su hija Katie tienen algunas escenas vivas de una ternura y crueldad indiscutibles.

Sam Raimi demuestra una gran capacidad narrativa, entrelaza hechos de la realidad que recrea con algunos Flashback repentinos, claves para la trama. El personaje de Ellen interpretado por Sharon Stone se encuentra en un círculo de tortura, al mezclar la pasión con esa idea de saldar una cuenta. Un hecho de gran peso para un pasado infructuoso y dramático.

La película recrea una densa atmosfera en la que se concibe la lealtad, el amor, deshonra, la deshonestidad e hipocresía. Una gama de dificultades para nuestros personajes principales. Vemos a un Leonardo DiCaprio haciendo un excelente trabajo como The Kid, haciendo atributo a sus facciones y su muy corta edad. Rusel Crowe se muestra sombrío y sufrido. Como si le costara. Aunque creo quien merece el mayor crédito en cuanto a su desempeño como actor fue Gene Hackman, esa actitud malvada y pretenciosa edifica un villano muy bien pensado, que hace lo que quiere y considera correcto. Sharon Stone despierta pocas mentes apasiónales en esa oportunidad. Pero por ser la única mujer del evento y por ende la única protagonista femenina, creo que trabajan como una pareja perfecta ambos atributos.

Algo que me achicharra el corazón son las melodías del soundtrack, que aportan esa indiscutible imponencia de las “películas de vaqueros”. Gracias Alan Silvestri.

No tengo más nada que decir. Creo que mi sentimiento por esta película, que desde niño está haciendo estragos, como ya dije, hace de Raimi un gran director, a pesar de que me haya decepcionado con Spider-Man 3 (2007).

TRAILER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada