Datos personales

Mi foto
Valera, Trujillo, Venezuela
Bienvenidos. Mi interés es compartir lo que hago a través de este medio; ya sean comentarios cinematográficos, artículos de opinión, crónicas y afines. Agradecería sus opiniones y sugerencias. Gracias

martes, 8 de junio de 2010

Ortotecnología

El internet me obsesiona. Es sin duda una de las herramientas más usadas del mundo, el enchufe a la globalización, la novedad, el amarillismo en tonalidades apoteósicas y una ventana a lo desconocido.

Pero tanta información e inmediatez, ha hecho de este medio de comunicación una burla al pensamiento humano. Una herramienta importante para el deterioro del lenguaje y su gramática.

Tal grado de ignorancia encuentro en espacios de redes sociales como; Twitter, Facebook, MSN etc. Por eso, a veces pienso, que semejantes seres poseen una perspectiva diminuta, de inferioridad, de pobreza mental. Sobre todo en la escritura.

No seré el primero en decirlo, ni el primero en darse cuenta. Pero quiero aprovechar este medio para arremeter contra aquellos que desconocen el esfuerzo y tiempo que se requieren para escribir bien una línea.

Cuantas veces no hemos visto la ridiculez que se observa, penosamente, en la opción de “Información” del Facebook: Cita: “no importa kom kien sea zienpre i kuando zea kom alguien spesial”. ¿Qué pasó? ¿Es que acaso no es obvio el planteamiento? o ¿no es suficiente saber que la pregunta le sigue a la de “Libros Favoritos”?. Una cita, para quienes son miembros de este extenso club que carece de lucidez, es una frase que algún filósofo, escritor, científico, etc. ha pronunciado o plasmado en algún texto y de la cual, uno puede sentirse identificado. Todo lo que estamos diciendo es: dale una oportunidad a la paz” John Lennon.

¿Qué ocurre con el sentido común?, y ni hablar de la imprecisa, extraña y paupérrima ortografía que conforman, las algunas veces llamadas, palabras.

Anécdota. Una vez nos encontrábamos en un simposio fuera de la ciudad y una compañera pasó un mensaje de texto (otro medio tecnológico, compañero del atraso lingüístico) diciendo: Entregaron los certificados. Todos los que se encontraban conmigo nos dirigimos a la sede donde se había realizado el congreso. Cagados porque era tarde. Luego nos enteramos que la compañera estaba preguntando sobre los certificados, es decir, el mensaje se tergiversó debido al abandono del signo de interrogación.

Como lo leí hace unos días en una página web, tal vez el problema radica, en el poco conocimiento (dudo mucho que la mayoría lo sepa) que se tiene de la “economía del lenguaje”. Supongo que las elipsis no entran en esta pequeña posibilidad de mejorar las cosas.

Lo que hace especial este tema, es tal vez la flojera descomunal que ha generado; como colocar una “K” para abreviar Casa (Ksa). La curiosa idea de escribir el signo de igualdad (=) para querer decir “igualmente”. El molestoso hecho de escribir TODO EL TIEMPO EN MAYUSCULAS, ME ENERVA. Y así puede seguir la lista, una lista interminable de ridículas y triviales inexactitudes que tiran a la basura el trabajo de millones y millones de seres dedicados al estudio de esta imprescindible herramienta de códigos, a través de signos que no dejan(a quienes nos interesan) de maravillarnos.

Existen algunos que desconocen la existencia de algo llamado tilde, que ayuda a precisar el tiempo en una oración. Ejemplos: me comento mucho, y bajo del edificio, publico el mensaje. ¡Coño!.

Esta pérdida del lenguaje se hace más frecuente y parece ser que existe un arreglo colectivo, en donde la preocupación por el mismo, contiene la misma relevancia a la historia de los Jonas Brothers y sus “Anillos de Virginidad”.

Si eres una de estas personas, y llegaste a leer hasta este punto; entonces por favor no contribuyas más a esto. Porque de lo contrario, reflejará la poca inteligencia que existe en tu cerebro. La escritura es otra forma de ser nosotros mismos, entiendo que cada quien tenga “su estilo” y personalidad, pero arruinar el lenguaje, creado para darle sentido a la vida, es una cosa totalmente distinta.



Bueh...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada