Datos personales

Mi foto
Valera, Trujillo, Venezuela
Bienvenidos. Mi interés es compartir lo que hago a través de este medio; ya sean comentarios cinematográficos, artículos de opinión, crónicas y afines. Agradecería sus opiniones y sugerencias. Gracias

jueves, 30 de diciembre de 2010

Muerte en Alto Contraste:
La venganza toma impulso

SINOPSIS: Un joven policía (Gabriel), impulsado por la venganza, busca incansablemente los responsables de la muerte de sus padres, guerrilleros de izquierda, asesinados a finales de los años ochenta.

Cesar Bolívar, reconocido director venezolano, tanto en el área de televisión como en la de cine, ha retomado su labor desde su última película, Rosa de Francia (1995) con un film llamado; Muerte en alto contraste (2009). Un film que obtuvo varios premios del Festival de Cine de Mérida, entre ellos Mejor Película (Premio especial del Jurado) y Mejor Director. Esta obra cinematográfica cuenta con un trabajo de guión a cargo de José Antonio Varela, José Luis Varela y el mismo Cesar Bolívar. Además, la importante producción de Marco Antonio Pérez (Pecos) se complementa con el apoyo de la Villa del Cine.

Muerte en alto contraste reconstruye una trama altamente influenciada por el clásico cine negro; apreciado en tomas con atmosferas oscuras, así como también los desorbitantes movimientos de cámara. Chaquetas, sombreros, asesinatos, policías, delincuentes, en fin, toda esa gama estética apegada al ya mencionado cine negro; debutante en los años 40s y 50s en Estados Unidos.

El contexto de la película incluye un panorama político (o más bien ideológico) como escenario central de la venganza en la que Gabriel se ve involucrado. Eric Wildpret hace nuevamente una labor actoral sólida. Encarnan a un joven policía que usa su condición como puente para cumplir su objetivo de venganza. Juan Manuel Laguardia interpreta a un periodista de sucesos que se propone publicar un libro de asesinatos. Laguardia aporta el humor para compensar el aura tensa de crímenes y acertijos que conforman el libreto. Juan Manuel Montesinos, Luigi Sciamanna, Julio Alcázar, Carmen Julia Álvarez y Dimas González integran parte de la ficha artística y cumplen magistralmente sus papeles.

Las fallas que presenta Muerte en alto contrate van principalmente dirigidas a la relación amorosa de los personajes Gabriel y Raquel (Norelys Rodríguez: cuya actuación es vacía, nada crédula). La pareja desglosa aburridos y redundantes diálogos que no dejan de recordar el patrón cliché de las telenovelas. Debido a esta deficiencia, en ocasiones, da la impresión de ser una película para Televisión.

También la forma en incrementan el número de personajes produce cierto desorden en el modo de narrar la historia. Algunas de sus participaciones no terminan de ser realmente valiosa para el argumento inicial y se pierde el equilibrio narrativo de la trama.

Otro desacierto del film decae en el manejo de la historia en general, que insiste en parecer asombrosa e impactante, pero que mirada con detalle, es irreprochablemente predecible. La fórmula aplicada por Cesar Bolívar no termina de ser atrayente. Todo se reduce a una obra que, nutrida de cintas relacionadas con el género, encuentra su fuerte solo en las actuaciones.

Trailer


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada